¿SEXO EN EL EMBARAZO?

Quizá por pena nunca te has atrevido a preguntar acerca de tener relaciones sexuales en el embarazo. Sin embargo, estoy seguro que alguna vez esta duda ha pasado por tu mente y por la de tu pareja pues, además de que pueden disfrutar de no utilizar anticonceptivos (si son una pareja estable) aumenta la vinculación y la complicidad entre ustedes si son una pareja unida.

Se dice que muchas veces las mujeres se abstienen de tener sexo en esta etapa de su vida porque temen hacerle daño al bebé durante el momento del coito. Muchas otras pueden sentirse inhibidas por los movimientos del bebé y algunas más se preocupan por generar un nacimiento prematuro.

Mantener relaciones en el embarazo no ocasiona ninguno de estos problemas o de otro tipo siempre y cuando no se padezca lo siguiente:

-Antecedentes de abortos espontáneos.

-Sangrado activo a través de la vagina en el embarazo actual.

-Diagnósticos de contracciones antes de lo normal.

-Amenaza de aborto o aborto en evolución.

-Alguna enfermedad orgánica grave no controlada (diabetes, preclamsia).

-Embarazo ectópico.

Hay que recordar también que es necesario ajustar la intensidad y las posturas, de manera que te resulte cómodo. No olvides preguntar al ginecólogo todas las dudas que te surjan y reportar cualquier anomalía.

Cambios en el comportamiento sexual

La Asociación Española para el Estudio de la Menopausia asegura en un artículo titulado La Sexualidad en el Embarazo y puerperio que los cambios en el comportamiento sexual  de la mujer embarazada son frecuentes y se inician precozmente. Dichos cambios son muy variables y están condicionados por cambios fisiológicos de la gestante, cambios psicológicos de la pareja y situaciones más relacionadas con aspectos más sociales

Primer trimestre

Los primeros tres meses del embarazo son una etapa de adaptación a los cambios que se presentarán durante el embarazo. Además se presentan grandes cambios hormonales y sensibilidad emocional, por lo cual demandarás mayor atención y de cariño por parte de tu pareja. Muchas mujeres coinciden en que este trimestre se acompaña de una disminución de deseo y actividad sexual .

Segundo trimestre

En esta etapa se mantienen los cambios observados en el trimestre anterior. Sin embargo, la mayoría de las mujeres expresan que el deseo aumenta. Además tendrás un mayor  bienestar, ya que han disminuido o desaparecido las molestias físicas

Tercer trimestre

Nuevamente, muchas mujeres experimentan disminución o ausencia del deseo sexual, y una escasa actividad coital. La excitación comienza a disminuir a medida que avanza el embarazo, debido a la disminución de las sensaciones placenteras que son provocadas por las congestiones de la vagina, vulva y clítoris a raíz del aumento de tamaño del feto y la posición de encaje para el parto.

Dr. Abraham Gozález

Ginecología y Obstetricia Integral

Recommended Posts

Leave a Comment