La histerectomía es una operación que tiene la finalidad de extraer el útero. En algunas ocasiones, también se extirpan uno o ambos ovarios y las trompas de Falopio. Una histerectomía total es la operación más común e indica la extirpación del útero y cérvix o cuello. De acuerdo a las partes que se extirpan, la histerectomía puede ser total, parcial o radical.

La histerectomía se recomienda en mujeres que presentan cáncer de útero u ovarios, endometriosis que no responde a tratamiento con medicinas o cirugía, miomas, prolapso uterino o sangrado vaginal persistente a pesar del tratamiento.

Cabe señalar que este procedimiento interrumpirá el período menstrual y no será posible que vuelvas a embarazarte.