Una de las pruebas primordiales que debes realizarte de manera periódica si ya comenzaste tu vida sexual es la del papanicolau. Este examen se utiliza para detectar cáncer cervical e infecciones. Su gran importancia radica en que si el cáncer se detecta a tiempo, el tratamiento puede ser más sencillo y existen más probabilidades de que sea curable.

Si quieres realizártelo, solo agenda una cita y toma en cuenta los siguientes factores:

Ten presente que es muy recomendable que te realices el papanicolau junto con un examen pélvico como parte del cuidado de tu rutina de salud cada seis meses. Este procedimiento  es de bajo costo, sencillo y  hace mucho por ti, puede salvar tu vida.