Durante la menstruación suele haber cierta sensación de incomodidad o malestar que se manifiesta con ligeros retortijones, sobre todo al inicio, y que se acompaña, a veces, con síntomas como el dolor de cabeza e, incluso, diarrea.

Sin embargo, cuando el dolor es tan intenso que te incapacita para realizar tus actividades diarias y es acompañado por otros síntomas como náuseas, vómito, desmayo o fátiga, se habla de dismenorrea.

Si tu menstruación está acompañada de este padecimiento, es importante que acudas a consulta, pues en muchas ocasiones la dismenorrea es signo de alguna enfermedad.

¡Recibe el tratamiento adecuado y olvídate de esta pesadilla!