Tu salud es muy importante. Por eso, si tienes una vida sexual activa es necesario prevenir un embarazo no deseado o una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS).  La mejor manera de hacerlo es en consulta, ya que así te recomendaré el el método anticonceptivo que se acomode más a tus necesidades.

Existen dos tipos de métodos anticonceptivos: los hormonales  y los de barrera. Los primeros introducen una pequeña cantidad de hormonas a tu organismo para dificultar que los espermatozoides lleguen al óvulo liberado y/o impiden que liberes óvulos. Por su parte, los métodos de barrera impiden que los espermatozoides alcancen al óvulo para implantarlo.

Entre los anticonceptivos hormonales encontramos la pastilla, el parche, el anillo, la inyección, el implante y el Dispositivo Intrauterino (DIU) como Jaydess o Mirena, mientras que el condón masculino y femenino, el espermicida, la esponja, el diafragma y el capuchón cervical son métodos de barrera.

Elige el adecuado, quiérete y sé responsable con tu salud.